La tipografía en diseño web es clave para tu empresa, puesto que se convertirá en un recurso de gran utilidad a la hora de potenciar la difusión y visibilidad de tu sitio web, ya sea para propósitos meramente profesionales o comerciales.

La Tipografía en Diseño Web es clave para tu empresa

Hacer de las letras un elemento visual es una de las funciones prioritarias de la tipografía en el ámbito de las artes gráficas. Su significado puede variar en función de las formas, posición en el espacio o combinación de tonalidades cromáticas. Precisamente, algunos de los efectos básicos disponibles por defecto para dar al diseño web una personalidad tipográfica más avanzada son, por ejemplo, la combinación de colores y sombreados, variantes en el tamaño de la fuente, alineación y justificado de los textos o, incluso, el espaciado entre letras, palabras y párrafos.

A pesar de que muchas veces las empresas no cuidan aspectos de diseño como es la tipografía, lo cierto es que optar por las modalidades más adecuadas es fundamental a la hora de transmitir un mensaje a tu público objetivo, construir tu imagen corporativa o mantener comunicaciones con tus propios empleados.

Transmite valores con la tipografía en diseño web

Aunque pueda parecer una cuestión sin importancia, lo cierto es que la tipografía en diseño web utilizada puede transmitir de manera inconsciente ciertos valores o parámetros que el receptor descodifica. Un buen ejemplo de ello lo encontramos representado en la Comic Sans, considerada como la peor tipografía del mundo, ya que tras surgir para facilitar la lectura a los niños se extendió sin medida a otros campos hasta el punto de ajustarse en aquellos ámbitos que no eran apropiados para transmitir sus valores. De ahí que se reniegue de ella.

Transmite valores con la tipografía en diseño web

Precisamente, a la hora de optar por una tipografía u otra, lo fundamental es establecer una jerarquía mediante variables como el color, uso de negritas, tamaño, etc. El mero hecho de contar con una adecuada organización será de utilidad para facilitar la navegación del usuario a través de la web.

El amplio porcentaje de los programadores web sigue haciendo uso de las llamadas tipografías seguras, definiendo de esta forma un conjunto de modelos que se van a procurar utilizar en un orden establecido. En estos casos, si la primera fuente no está disponible en el ordenador del usuario, la segunda será utilizada en su lugar y, así, sucesivamente. Algunos de los grupos de fuentes tipográficas más utilizadas son las siguientes:

Verdana, Geneva, sans-serif
Georgia, Times New Roman, Times, serif
Courier New, Courier, monospace
Arial, Helvetica, sans-serif
Tahoma, Geneva, sans-serif
Trebuchet MS, Arial, Helvetica, sans-serif
Arial Black, Gadget, sans-serif
Times New Roman, Times, serif
Palatino Linotype, Book Antiqua, Palatino, serif
Lucida Sans Unicode, Lucida Grande, sans-serif
MS Serif, New York, serif
Lucida Console, Monaco, monospace
Comic Sans MS, cursive

Acto seguido, deberemos definir su tamaño. En este sentido, para facilitar la lectura de la mayoría de las tipografías, se llega a trabajar con hasta 11 o 12 píxeles, dejando a un lado aquellas que son menores a 8 o 9 píxeles.

Mejores tipografías para web

A al hora de pensar en las mejores tipografías para web, más allá de las muchas limitaciones que los efectos de esta tipografía en diseño web puede tener en cualquier texto, como es el caso de las alineaciones, el espaciado de letras o palabras, los sombreados o el color, otro de los obstáculos a tener en cuenta estaría relacionado con la adaptación automática del texto alrededor de bloques rectangulares (como las imágenes) que estén alineados a la derecha o a la izquierda.

Mejores tipografías para web

Es fundamental no utilizar muy diversos modelos de tipografía en una misma página, siendo idóneo apostar por no más de tres en un mismo espacio. Igualmente, para facilitar la lectura de los contenidos, se hace necesario un interlineado, dado que el mero hecho de dejar poco espacio entre líneas, podría dar una mayor sensación de densidad al texto. Tampoco se ha de abusar de las letras mayúsculas ni textos centrados.

Un estudio reciente determina que no todas las tipografías son percibidas de la misma manera por los usuarios. De esta forma, la tipografía Baskerville hace que se crea más en el contenido redactado que otras como Georgia, Trebuchet o Helvetica. Bien es cierto, que la información escrita es siempre la misma, pero la percepción del contenido es diferente.

La tipografía también hace que el mensaje sea percibido como más o menos actual o que sea más sencillo de leer. Así, por ejemplo, las sans serif son mucho más fáciles de procesar, incluso en las resoluciones más bajas.

Las fuentes serif son percibidas como serias, respetables e institucionales, mientras que las sans serif transmiten modernidad y mayor seguridad.

Mejores tipografía en diseño web

Por otro lado, usar una tipografía propia y hecha a medida, aunque solo sea una variante de otras ya conocidas ayudará a tu empresa a marcar la diferencia. 

Tal y como se puede comprobar, la tipografía en diseño web es clave para tu estrategia empresarial a la hora de transmitir un mensaje y los valores de tu compañía.


Solicite su propuesta sin compromiso.