¿Qué se necesita para ser diseñador web?

Iniciarse en el diseño web implica necesariamente un proceso de aprendizaje. Todo diseñador web debe conocer al menos dos lenguajes de programación web (HTML y CSS son indispensables y complementarios), saber como elegir un servidor, contratar un dominio, pagar y cobrar por medios electrónicos, emplear editores HTML, editar imágenes, usar editores WYSIWIG y una larga lista de etcéteras. Pero a no desanimarse! Muchas de estas tareas son realmente sencillas, y las que no lo son, resultan realmente muy divertidas, por lo que no les costará ningún trabajo aprender todo esto.

La primera tarea que se debe emprender, es aprender el lenguaje HTML, para lo que recomendamos leer la guía que pueden encontrar en el siguiente enlace: conceptos básicos de HTML.

A pesar de que posteriormente se tome la decisión de emplear editores WYSIWYG como Dreamweaver (que para personas inexpertas facilitan mucho la tarea, puesto que tiene un editor visual que te permite crear tu página web sin necesidad de tocar código). De todas formas no te hagas muchas ilusiones, pues conocer el lenguaje HTML es indispensable ya que rara vez el diseñador web no tiene que retocar el código producido por estos editores.

Una vez que se han obtenido los conocimientos fundamentales de HTML, el siguiente paso es aprender a utilizar CSS (Cascading Style Sheets – Hojas de Estilo en Cascada). CSS es un lenguaje que permite al diseñador web dar la apariencia visual desea a sus páginas. Con un correcto marcado html, puedes crear páginas muy diferentes usando tan solo CSS. Además, CSS permite mantener separados los contenidos de la presentación, emplear el mismo código en varias páginas, modificar la presentación de la página sin afectar a los contenidos y viceversa y da un mayor control al diseñador sobre los estilos y formatos de sus páginas.

Una breve descripción de CSS la pueden encontrar en: Guía breve de CSS.

El lenguaje CSS es algo más difícil que HTML, pero a la vez es más divertido. Llegar a tener un conocimiento avanzado sobre CSS requiere mucha experiencia y tiempo, uno se da cuenta conforme va aprendiendo que en realidad le queda mucho por entender y a veces el límite sólo lo pone la imaginación. Se pueden hacer cosas increíbles sólo con CSS.

Como decíamos, conseguir tener control total sobre CSS es algo que va a llevar más tiempo, mucha práctica y requerirá constancia. El aprendizaje del lenguaje CSS tiene una utilidad adicional, y es que puede considerarse un paso intermedio antes de comenzar a estudiar otros lenguajes más avanzados.

¿Qué es HTML?

El lenguaje HTML consta de una serie de comandos u órdenes que los navegadores pueden interpretar, por lo que puede decirse que una página web es un documento donde se escriben contenidos y una serie de instrucciones para indicarle al navegador como debe mostrarlos.

A través del lenguaje HTML podemos comenzar los primeros pasos en el diseño web. Tal como se describe en conceptos básicos sobre HTML, para comenzar a realizar nuestras primeras prácticas solo es necesario emplear un editor de texto y un navegador.

El lenguaje HTML está compuesto por etiquetas que no son más que instrucciones que le indican al navegador qué hacer. Algunas de estas etiquetas son instrucciones puntuales, por lo que se componen de una sola instrucción o etiqueta, mientras que otras pueden tener una extensión ilimitada, por lo que es necesario introducir una etiqueta de apertura y otra de cierre, limitando la extensión de la instrucción.

A la mayoría de las etiquetas HTML se le puede agregar atributos y un valor para éste. Para poder comprender mejor estos conceptos, daremos un ejemplo sencillo. La etiqueta

<hr>

produce una línea horizontal que se extiendo por todo el ancho del documento y que tendrá un grosor de 1 píxel. Sin embargo, es posible crear líneas de distintos grosores empleando esta etiqueta, para lo que deberemos agregar el atributo SIZE, al que le podremos dar el valor que deseemos:

Todos estos conceptos se verán más claros en la medida que nos vayamos introduciendo en el aprendizaje del lenguaje HTML.

Es aconsejable tener a mano (impreso o en el propio ordenador, como les resulte más cómodo) un listado de las etiquetas HTML para realizar cuantas consultas necesitemos. Les puedo asegurar que lo van a hacer permanentemente, hasta tanto no memoricen las principales y más usadas, y en forma ocasional aún cuando con el tiempo se vuelvan expertos.

¿Qué es CSS?

Al igual que el lenguaje HTML, el lenguaje CSS solo requiere el empleo de un editor de texto simple y un navegador, si bien es cierto que resultan de mucha utilidad algunos programas que están creados exclusivamente para crear hojas de estilo. HTML y CSS son lenguajes complementarios, ya que, a pesar de que pueden realizarse páginas web sólo con HTML, esto no es lo más conveniente ni lo más aconsejable, la presentación visual del sitio dejará mucho que desear.

El lenguaje CSS se emplea exclusivamente para definir como se va a presentar el contenido de la página. Esto puede llevarse a cabo dentro del documento HTML, dentro de cada etiqueta de ese documento o bien como parte de un documento anexo a la página web.

Mediante el empleo de CSS, se puede organizar la página disponiendo el lugar y la extensión que ocupará cada elemento y el formato de los mismos e incluir imágenes, videos y sonidos (como consejo, no uses sonidos en las páginas web, son molestos, resultan poco profesionales y no aportan nada al sitio) y definir como se mostrarán cada uno de ellos.

Otros lenguajes

En la medida que las exigencias del diseño van avanzando, se hará necesaria la inclusión de otros lenguajes, como javascriptphpasp y otros, ya que con HTML y CSS se consiguen páginas estáticas, donde el usuario se encuentra limitado a ver o escuchar el contenido.

Algunas páginas web requieren que los usuarios interactúen, envíen datos, llenen formularios, etc., lo que solo es posible incluyendo otros lenguajes, al menos en parte de las páginas.

Si bien es cierto que hoy en día la mayoría de páginas web funcionan gracias a gestores de contenido (CMS), que son aplicaciones prefabricadas en las que la parte de programación y diseño está ya creada por defecto, y normalmente se personalizan/modifican para usarse. Por ejemplo, este portal está creado bajo WordPress, que es la plataforma de blogs más conocido actualmente. El diseño es propio y gran parte de la programación que trae la aplicación está modificada, pero el dinamismo del sitio y su complejidad no serían posibles sin el uso de WordPress, y WordPress funciona con PHP y MySQL.

En este punto el diseñador puede plantearse dar el salto al desarrollo web, y aprender estos lenguajes de programación, o bien puede comenzar a trabajar mano a mano con programadores que tendrán muchos más conocimientos que él en estos lenguajes, y dedicar todo ese valioso tiempo que emplearía en aprender a programar para ser mejor diseñador, o impulsar su negocio.

Conclusión

A pesar de que la lista parezca un poco extensa, una vez que se introduzcan en el mundo del diseño web, el aprendizaje de cada uno de estos lenguajes los irá llevando a introducirse en otros, por lo que el conocimiento lo irán adquiriendo en la medida que lo vayan necesitando y no como método forzado de estudio.

El aprendizaje del diseño web se produce en una forma muy entretenida, ya que normalmente los que nos acabamos dedicando a esto lo hacemos por pura vocación y muchos de forma autodidacta. La práctica les hará ver los resultados de lo que se va aprendiendo, aplicando los conocimientos adquiridos desde el mismo momento en que este aprendizaje se inicia, lo que resulta muy estimulante y satisfactorio.


Solicite su propuesta sin compromiso.