El lugar del SEO en la estrategia de marketing online

La mayor parte del tráfico en Internet proviene de los principales motores de búsqueda: Google, Bing, Yahoo! Más aún si no dispones de presupuesto o este es muy limitado a la hora de invertir en Google Adwords por ejemplo.

La contribución de los motores de búsqueda mediante el SEO es mucho más importante, puesto que generan un tráfico específico con los internautas que buscan lo que ofreces. De este modo, si los motores de búsqueda no pueden encontrar y analizar tu sitio para posicionarlo, difícilmente podrás aumentar el tráfico de tu sitio. Y esta afirmación es más cierta si estás posicionado en un sector competitivo. Optimizar su SEO para situarse por delante de sus competidores es una inversión incalculable.

Además, invertir tiempo o dinero en la optimización del posicionamiento de tu sitio es muy importante, pues ofrece un retorno sobre la inversión más elevado que los demás canales de compra. En efecto, el SEO cuesta mucho menos y sobre todo te permite no depender de los canales de pago como Adwords o la suscripción.

Por lo tanto, debes elaborar y optimizar una estrategia de posicionamiento.

¿Cómo establecer una estrategia posicionamiento eficaz?

Se pueden distinguir 5 grandes etapas en la elaboración y la optimización de una estrategia de posicionamiento «casero», es decir, una estrategia elaborada y desarrollada en función de tus necesidades, sin pasar por una agencia especializada en posicionamiento.

1) Estrategia SEO: la elección de las palabras clave en las que enfocarse

Cualquier estrategia de SEO comienza con la elección de las palabras clave en las que enfocarse para cada página que hay que posicionar. Esto representa mucho trabajo, ¡pero debes verlo como una inversión que amortizarás ampliamente!

En esta etapa la regla primordial que hay que respetar es evitar la concentración de palabras clave demasiado distintas en la misma página. Por ejemplo:

  • Palabras clave 1: «Comprar manzanas»
  • Palabras clave 2: «Comprar zanahorias»

 

Aquí tendrás que realizar una elección: centrarte en la venta de las manzanas o de las zanahorias. La elección se hará en función de lo que realmente ofrezcas en tu página. Y si ofreces los dos artículos, tendrás que separarlos y orientarlos de este modo, cada una de las palabras clave sobre las páginas específicas. De este modo, también podrás atraer a los internautas interesados tanto por las manzanas como por las zanahorias.

A continuación ponderaremos nuestro análisis según varios criterios (la lista no es exhaustiva):

  • Los recursos necesarios para alcanzar el objetivo: tiempo, presupuesto, personal.
  • El nivel de tráfico potencial que hay que generar: ¿los internautas teclean estas palabras? ¿Cuántas son?
  • La calidad del tráfico potencial que hay que generar: ¿los internautas que buscan esta palabra clave son mi objetivo?
  • Etc.

 

2) Estrategia SEO: la optimización del contenido

El contenido editorial es una de las variables más importantes del SEO, pues indica a los motores de búsqueda de qué habla tu página.

No obstante, presta atención a no caer en la trampa de escribir únicamente para los motores de búsqueda.

En efecto, recuerda que si deseas posicionar tu sitio, ¡el objetivo es generar un tráfico específico y de calidad!

De este modo, responder a la vez a los imperativos del posicionamiento y a las expectativas de tu objetivo constituye una disciplina difícil, que demanda auténticas competencias editoriales: es necesario ser pertinente, responder a la solicitud de los internautas y ser completo.

3) Estrategia SEO: la optimización técnica de la página

Como ya sabes, los motores de búsqueda no leen los contenidos de los sitios web de la misma manera que los humanos. Hay que ayudarles a leer y analizar tus páginas. Para esto hace falta intervenir en el código HTML de tus páginas. Los elementos que hay que optimizar son los siguientes (la lista no es exhaustiva):

  • El código html
  • La etiqueta title
  • La etiqueta meta description
  • Las url
  • Las redirecciones
  • El conjunto de caracteres
  • Etc.

Aparte de la optimización de estas variables técnicas, debes tener siempre presente las palabras clave en las que has elegido enfocarte.

4) Estrategia SEO: el linking (estrategia de enlaces)

Además de esta etapa, trabajarás la popularidad de tu sitio. Los motores de búsqueda evalúan tu popularidad en función de lo que los otros sitios piensan y dicen acerca de ti:

  • ¿Cuántos sitios hablan de ti? Para este punto debes dar prioridad a la calidad frente a la cantidad.
  • ¿Qué popularidad tienen estos a su vez? La popularidad de estos sitios se evalúa de la misma manera que para la tuya: el voto de los sitios externos.
  • ¿De qué hablan en su propio contenido? Aquí los motores tratan de saber si tienes un verdadero punto en común con los sitios que apuntan hacia ti. Si la respuesta es afirmativa, te favorece; si es negativa, ¡no tanto!

 

5) Estrategia SEO: Balance de optimizaciones

Como para cualquier estrategia, llega el momento del balance con el fin de determinar lo que ha funcionado y lo que necesita nuevas optimizaciones.

La estrategia de posicionamiento no se escapa a esta regla. En especial las técnicas y las buenas prácticas evolucionan, por lo que siempre hace falta estar al día.

El balance se realiza en dos tiempos:

  • El balance técnico que se realiza desde la puesta en marcha de las optimizaciones, para estar seguros de que no hay olvidos ni «rupturas». Ej: ¿Están en su lugar todas las redirecciones? ¿Hay etiquetas alt olvidadas?
  • El balance de posicionamiento debe realizarse en forma de «puntos» regulares pero extendidos en el tiempo.

Se trata de una lista de posicionamiento de las palabras-clave que has trabajado.

Esta fase se podría realizar manualmente, pero corre el riesgo de llevar mucho tiempo. Por el contrario, puede automatizarse, como sucede con las agencias de posicionamiento.

Es necesario analizar asimismo:

  • Tu posicionamiento antes y después de las optimizaciones, para una lista de palabras clave que habrás trabajado. Observa tu posición en cada etapa con el fin de evaluar el progreso.
  • El número de url/páginas posicionadas con el fin de estar seguro de que todo el sitio es accesible.
  • El número de sitios que apuntan hacia ti y su calidad.
  • El progreso del tráfico generado por el posicionamiento (véase la herramienta analítica).
  • Las palabras clave que generan el tráfico.
  • El tiempo transcurrido por palabra clave (para evaluar la pertinencia de la palabra clave).
  • Etc.

Una vez que se hayan analizado todos los datos y se hayan sacado conclusiones, ¡se empieza todo de nuevo desde el principio!


¡Solicite presupuesto!