El rendimiento del sitio

Por rendimiento de sitio web se entiende la velocidad de carga de las páginas y, por lo tanto, el tiempo necesario para que un visitante (internautas y robots) puedan «ver» una página completa (texto e imágenes).

Para entender bien cómo funciona el rendimiento de un sitio web, hay que descomponer todo lo que sucede desde que un internauta accede a una página de un sitio:

  • El internauta pincha en el enlace «https://wonline.network/» desde su navegador.
  • El navegador envía una solicitud HTTP (llamada GET) al servidor web que aloja «wonline.network». Esta solicitud pide el contenido de la URL «https://wonline.network/».
  • Cuando recibe esta solicitud, el servidor web de wonline.network construirá y remitirá al navegador una respuesta HTML. Esta respuesta puede ser un archivo físico fácil de remitir o una página más compleja con datos dinámicos provenientes de una base de datos.
  • El navegador ahora analizará la página HTML devuelta por el servidor web. En concreto, enumerará todas las dependencias que su página necesite para visualizarse (imágenes, CSS, javascript...).
  • El navegador iniciará entonces varias solicitudes simultáneamente al servidor web para descargar todas estas dependencias.
  • El servidor web responde a todas estas solicitudes remitiendo el contenido esperado al navegador. Por lo general, estos archivos de dependencias son estáticos, es decir, que no están construidos de forma dinámica.
  • El navegador ahora ha recuperado en local el código HTML de la página y todas las dependencias. Construye el aspecto visual de la página (bloques de textos, imágenes...).
  • Por último, si la página web necesita la ejecución del comando Javascript al cargar la página, el navegador ejecutará estos scripts. En los sitios modernos, se utiliza cada vez más javascript para añadir funciones y dinamismo a la página; por lo tanto esta etapa no se puede descuidar.
  • El visitante puede (finalmente) leer el contenido de la página que desea.

La velocidad de carga de una página es por lo tanto la suma del tiempo transcurrido en CADA UNA de estas etapas.

La media de las velocidades de carga de las páginas

Estas son las tendencias sobre la velocidad de carga de los sitios web. Esto te permitirá situar los rendimientos globales de tu propio sitio web:

  • El 25% de los sitios web se cargan en alrededor de 5 segundos.
  • El 50% de los sitios web se cargan en alrededor de 2,9 segundos.
  • El 75% de los sitios se cargan en alrededor de 1,7 segundos.
  • El 94% de los sitios se cargan en alrededor de 0,8 segundos.

¿Por qué los buenos rendimientos del sitio optimizan el SEO?

Entre los criterios que influyen en el SEO aparece el rendimiento global del sitio web.

Rendimiento del sitio web, criterio oficial

Google ha hecho oficial varias veces la importancia del rendimiento de los sitios web para su posicionamiento en sus resultados de búsqueda.

En 2009, Google ha desarrollado una herramienta de análisis de la velocidad de carga de las páginas llamada PageSpeed con el fin de ayudar a los webmasters a optimizar los rendimientos de sus páginas web.

A principios de 2010, Matt Cutts, la voz oficial de Google sobre el SEO, anunció que el rendimiento del sitio, y por lo tanto la velocidad de carga, se habían tenido en cuenta en el posicionamiento natural.

En abril de 2010, Google también hizo oficial en blog la importancia del rendimiento de los sitios web.

Optimizar el rendimiento del sitio para una mejor navegación

Además, para definir la clasificación de un sitio en sus resultados de búsqueda, Google tendrá en cuenta asimismo el comportamiento de los visitantes.

De este modo, si un sitio se carga con demasiada lentitud, los indicadores de comportamiento (la tasa de rebote, el tiempo medio transcurrido en el sitio y el número de páginas visitadas) se verán afectados e indicarán a los motores de búsqueda que al final tu sitio no es pertinente para las solicitudes de búsqueda.

Optimizar el rendimiento de tu sitio significa por lo tanto optimizar los indicadores de comportamiento de los internautas.

Optimizar el rendimiento del sitio para una mejor indexación

Un mal rendimiento, es decir, una velocidad de carga demasiado lenta, influencia el número total de páginas indexadas.

En efecto, en la medida en que los robots tienen millones de páginas que indexar cada día, no pueden «perder tiempo» en sitios demasiado lentos, necesitan optimizar su proprio trabajo. Y si no han podido arrastrar la totalidad de un sitio, peor para él.

Por eso, sin duda alguna, es fundamental que los motores puedan indexar por completo tu sitio.

En cambio, un sitio con buenos rendimientos, es decir, con un tiempo de carga rápida, sera arrastrado e indexado en su totalidad, lo que mejorará su posicionamiento en los motores de búsqueda, pues los motores tendrán toda la información para interpretar adecuadamente el sitio.

Optimizar la velocidad de carga de un sitio y, por lo tanto, los rendimientos es mejorar los indicadores de comportamiento, el número de páginas que los motores de búsqueda arrastran e indexan.

Optimizar el rendimiento del sitio para la navegación desde el móvil

La navegación en Internet desde los smartphones es una parte cada vez más importante del tráfico de los sitios web. Ahora bien, en cuanto a movilidad, por lo general el visitante tiene un ancho de banda más reducido que con un acceso a su domicilio o a su oficina (3G, 4G...). En consecuencia, en estas condiciones es fundamental que las páginas web sean lo más ligeras posibles para visualizarse rápidamente en los móviles.

Google optimiza cada vez más sus algoritmos para los móviles y tablets, por lo tanto, este último punto es particularmente importante.

¿Cómo optimiza el rendimiento del sitio la tasa de conversión?

Numerosos estudios han demostrado que cuanto más lento se carga un sitio, menos conversiones tendrá.

Estudio del caso Walmart

Walmart constataba que las páginas de sus productos se cargaban con lentitud.

Un estudio sobre el impacto del rendimiento pudo relacionar la tasa de conversión global de su sitio y la velocidad de carga de sus páginas.

Se desprende que la tasa de conversión desciende a medida que el tiempo de carga aumenta.

Tras las optimizaciones realizadas en el sitio (véase más abajo la lista de los puntos de optimizaciones del rendimiento del sitio), Walmart ha constatado los siguientes beneficios:

  • un aumento del 2% por segundo ganado en la velocidad de carga del sitio;
  • 1% de aumento del CA por cada 100 ms ganados en el tiempo de carga del sitio;
  • una mejora del SEO para las páginas de entrada al sitio;
  • un descenso de la tasa de conversión.

¿Cómo optimizar los rendimientos de un sitio web?

Estas son algunas pistas de optimización del tiempo de carga de tus páginas y, por lo tanto, del rendimiento global de tu sitio web:

  • Reducir el número de dependencias (imágenes, css, javascript...), que obligan al navegador a enviar una solicitud HTTP específica para cada elemento.
  • Comprobar que tu servidor web gestiona la compresión gzip y el reciclaje de las conexiones HTTP con el keep-alive.
  • Minimizar el peso (es decir, el tamaño en octetos) del contenido que se debe remitir al navegador. Esto sirve para las imágenes que en principio pueden ser muy «pesadas», pero también para el HTML, los javascripts, los CSS etc...
  • Utilizar sistemas de caché del lado del servidor para recordar el contenido de las páginas cuyo contenido no cambia mucho. Es una técnica muy utilizada y eficaz para ganar en rendimiento, pero necesita unos conocimientos técnicos.
  • Elegir un alojamiento de calidad (buen ancho de banda, servidores potentes y con memoria). Es un medio caro pero rápido y eficaz para ocultar los problemas de un sitio con problemas de rendimientos estructurales.
  • Utilizar con moderación el javascript, cuya ejecución puede sobrecargar las páginas si está mal controlado (demasiadas solicitudes Ajax, demasiados cálculos...).
  • Mejorar el tiempo de carga de las páginas reuniendo todos tus CSS en un único archivo externo y colocándolo una sola vez en el <head>. De esta manera los CSS solo se cargarán una sola vez, lo que hará que el sitio se cargue más rápido.
  • Minimizar al máximo el número de redirecciones situadas en tu sitio. Las redirecciones 301 añaden además una solicitud http. De este modo, al mostrar una nueva url ralentizas el tiempo de carga de tu sitio.
  • Se pueden desarrollar técnicas sofisticadas de carga de los recursos de forma asincrónica. El visitante tiene la impresión de que la página está cargado por completo, puesto que los bloques más visibles aparecen, pero en segundo plano el navegador continúa cargando los últimos elementos.
  • Esta lista de optimizaciones posibles está lejos de ser exhaustiva. Como para cualquier trabajo de optimización, en primer lugar hace falta identificar con precisión los lugares o el tiempo que hemos perdido inútilmente antes de encontrar soluciones, puesto que no siempre lo tenemos en cuenta.


Solicite su propuesta sin compromiso.