El uso de aplicaciones móviles y redes sociales crece cada día entre la población infantil aumentando a su vez la preocupación de los padres sobre el uso no abusivo de estas tecnologías. Hay que tener en cuenta que los niños a edades tempranas son muy vulnerables y no tienen la personalidad completamente formada por lo que hay que tener especial cuidado a la hora de informarles sobre el uso adecuado de redes sociales e Internet.

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación, INTECO, por medio de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) y del portal Menores OSI ha editado una guía en la que advierte:  “No está de más traer a colación la reflexión sobre si los padres y madres de los nativos digitales poseen los suficientes conocimientos y herramientas para proporcionar a sus hijos pautas sólidas para un comportamiento responsable en línea”.

Esta es la razón que nos ha llevado a redactar este artículo con algunas pautas básicas dirigidas a los padres como ayuda en la educación de sus hijos con respecto al uso de redes sociales e internet. Es fundamental hacerles entender que en las redes sociales deben tener los mismos cuidados que tienen en su vida cotidiana y que, aunque estos medios parezcan poco importantes, un uso inadecuado puede dejar huellas indelebles en sus vidas.

Cuando les decimos a los pequeños que no hablen con desconocidos en la calle, cosa que todos los padres hemos machacado por activo y por pasivo, al hablar de internet y redes sociales debemos mantener el mismo mensaje: “No aceptes invitaciones de usuarios a los que no conozcas de nada o sus perfiles no te sean familiares”

Proteger la privacidad y cuidar la información personal es otro consejo que los niños tienen que saber desde el primer día que navegan por Internet. Lo mismo que no abren la puerta de casa a cualquiera que llama o no cuentan las cosas privadas a desconocidos se traduce de la misma manera en las tecnologías.

Especial cuidado con lo que publican en sus perfiles, sobre todo fotos, que pueden ser compartidas y usadas con fines poco nobles. A su vez, deben ser cuidadosos con lo que ellos comparten de otros, sobre todo si no tienen su consentimiento o puede ser algún material comprometido.

Las redes sociales no avalan la impunidad y el hecho de estar detrás de una pantalla de ordenador no significa que seas invisible para la ley. Si alguien le incita a cometer alguna falta deben avisar inmediatamente a una persona de su entorno para que pueda ayudarle.

Estos pequeños consejos pueden ayudar a los niños con el uso de las nuevas tecnologías y no se trata de que sientan pánico en las redes sociales sino de que aprendan a sacar todo lo bueno que tienen y sepan lo antes posible a descartar todo lo malo.


¡Solicite presupuesto!